LA PROFESIÓN COMO ARTE (ASPECTO TÉCNICO Y CREATIVO):

Aspiramos a la profesión como arte, en el sentido menos especulativo de la palabra, aunque sin renunciar al anhelo trascendente que la construcción del medio humano es capaz de transmitir: trabajamos con las herramientas más avanzadas a las que podemos acceder y que, a su vez, podemos controlar. Se trata de establecer un SISTEMA DE TRABAJO al que puedan irse incorporando nuevos conocimientos, novedades y, a ser posible, cambios que puedan resultar enriquecedores. También de reducir al máximo el error humano, otro inevitable, pero a su vez detectable (paradójicamente, a veces incluso necesario). A través de esta sistemática de trabajo (rigurosa aunque abierta), nuestra estructura en red busca generar un servicio –entendido tanto hacia el cliente como propuestas de mejora hacia la sociedad- reconocible como una MARCA DE CALIDAD. En este sentido, somos conscientes de que nuestra propia capacidad como técnicos es tan amplia como limitada, y vemos en la FORMACIÓN CONSTANTE el futuro de esta marca. El compromiso con la MEJORA CONTINUA en nuestros Sistemas de Gestión es por tanto una clave de nuestros procesos.

Arte
Lucha y juego

Servicio al cliente y a la sociedad