LA PROFESIÓN COMO SERVICIO AL CLIENTE Y A LA SOCIEDAD  (LA RESPONSABILIDAD PROFESIONAL SOCIAL):

Somos conscientes de la exigencia de RESPONSABILIDAD que la sociedad nos impone como protagonistas del proceso por el cual la ciudad y el territorio toman forma. Por ello, entendida la profesión como SERVICIO, debemos asumir esta responsabilidad con alegría y creatividad, pero también con la prudencia necesaria para que, a las circunstancias muchas veces adversas que se nos imponen, podamos responder con una propuesta que se base en cimientos lo más fiables posible, trabajando desde el diseño para mejorar continuamente nuestros proyectos.
Nuestro compromiso con la calidad y el eco-diseño es un hecho probado, no sólo por la consecución e implantación de la Norma en sí con el objetivo de prevenir la contaminación, si no por  el empeño en el conocimiento pormenorizado de los aspectos ambientales durante el ciclo de vida, evitando traslados de impactos, como por el cumplimiento de todos los requisitos de la legislación ambiental aplicable a procesos y proyectos.

Nuestro compromiso a su vez, con proyectos de cooperación y ayuda al desarrollo es uno de los capítulos fundamentales estratégicos en el futuro más cercano; entendiendo casi como obligatorio en el mundo global en el que nos desenvolvemos, que nuestra disciplina se acerque a esta parcela de trabajo, donde podemos ser realmente más útiles y necesarios que en ninguna otra.

Arte
Lucha y juego

Servicio al cliente y a la sociedad